Cómo detectar y evitar gastos hormigas en tu negocio.

Alguna vez te has preguntado dónde fue el dinero de tu cuenta bancaria? Has recargado la caja chica y al poco revisar ya no había efectivo?

Podríamos definir los gastos hormigas como aquellos gastos evitables en los que incurrimos constantemente y que sin darnos cuenta, terminan representando una salida considerable del dinero de nuestra empresa. 

El buen manejo del efectivo es parte de las claves para que puedas hacer crecer tu negocio. Por esto, hoy te hemos traído algunos consejos para que puedas evitar este tipo de gastos.

1.     Identifica los gastos innecesarios

Identificar los gastos innecesarios de tu empresa es el primer paso para evitarlos. Presta atención, especial a aquellos que se repitan constantemente y que no estén relacionado directamente con las operaciones de la empresa, sin importar que tan bajito pueda ser el monto. Identificando y evitando los gastos, así podrás mantener tu empresa financieramente solida.

Con Cashflow puedes generar tu listado de gastos para que sea más fácil ubicar esta información.

2.     Crea y maneja un presupuesto 

Luego de identificar los gastos que debes evitar, es el momento oportuno para que internamente puedas organizarte y crear el presupuesto de las compras o gastos en las que si tendrás que incurrir. 

Esto te ayudara a planificar tus movimientos de efectivo correctamente y sacarle el mayor provecho a tus ingresos

3.     Compra inteligentemente 

Aunque a veces puede resultar poco notorio, cuando realizamos órdenes de compras sin control alguno es posible que dejemos pasar por alto algún descuento que ofrezca el proveedor. Esta pequeña cantidad de efectivo se sumara al gasto, ocasionando que los gastos tengan un costo más alto de lo necesario. 

No aprovechar los descuentos también termina convirtiéndose en un tema al cual prestar atención. 

4.     Evita los cargos por moras 

No saldar tus compromisos a tiempo ocasiona que la empresa tenga que incurrir en pagos de moras, y si esto se realiza constantemente terminara por realizar pagos considerables en nuestro negocio. 

Planifica tus pagos con anterioridad y coloca recordatorios en tu agenda. 

Si no tienes un calendario para este tipo de recordatorios, puedes utilizar el calendario que te ofrece nuestro sistema de contabilidad. Así tendrás acceso más rápido a la información. 

5.     Supervisa de cerca los gastos menores

Como su nombre lo indica, los gastos menores son aquellos pequeños gastos en los que incurre la empresa durante su desarrollo cotidiano. 

Que sea pequeño no lo hace necesario, supervisa de cerca este tipo de gastos y asegúrate de que este no sea el hueco por donde se esté fugando tu dinero.

6.     Revisa tu listado de gastos

Luego de haber tomado todas estas medidas solo nos queda revisar constantemente nuestros reportes de gastos y asegurarnos de no incurrir en gastos innecesarios y repetitivos. 

Haz visto el reporte de gastos de cashflow? Regístrate y prueba 14 días gratuitos. 

Comparte

Sigue leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *