4 errores que deberías evitar al calcular las bonificaciones anuales

Puede que sea tu primera vez o que ya hayas calculado las bonificaciones anteriormente, en cualquiera de los casos te será útil leer este articulo. Te servirá para refrescar tus conocimientos o para corregir ciertos procesos o conceptos. Sin más, he aquí algunos errores que he visto sobre el tema de la participación en los beneficios de la empresa

1. No consultar la ley 

La ley es quién regula ciertos procesos internos de la empresa. Recursos Humanos y Contabilidad son de los departamentos que más pendientes deben estar para aplicar procedimientos que no contradigan lo que estipula la ley. Las bonificaciones de hecho, son una imposición de ley a las empresas, por tanto, quién mejor que ella para guiarnos en el proceso. Mediante el Código de trabajo, Ley 16-92, en sus Artículo 223 al 227 queda claro que:  

  •  Toda empresa deberá pagar bonificación anual. Excepto: empresas agrícolas, agrícola-industriales, Industriales, forestales y mineras durante sus primeros tres años de operaciones, salvo acuerdo en contrario. Las empresas agrícolas cuyo capital no exceda de un millón de pesos, las empresas de zonas francas. 
  • Todos los colaboradores tienen derecho a bonificación, siempre y cuando, sean contratados por tiempo indefinido. Se deberá tomar en cuenta tanto a los colaboradores activos como inactivos del periodo fiscal. No aplica bonificación para los colaboradores contratados por cierto tiempo, o para una obra o servicio determinado. 
  •  El monto a pagar por participación de los colaboradores será un equivalente de un diez por ciento (10%), de las utilidades o beneficios netos anuales que haya tenido la empresa al cerrar el año fiscal. Es decir, la empresa debe tomar en consideración declaración jurada realizada ante la DGII. Tomando en cuenta la siguiente escala:
  • El pago deberá hacerse entre los 95 días después del cierre de cada ejercicio económico.

2. Malas prácticas en los cálculos y reportes

No busques nuevas formulas, escalas o número de días.  La ley nos dice cuánto pagar, cuándo pagar, a quién pagarle y cómo pagarle.  Si seguimos esa guía no habrá errores en el ejercicio de calculo. Puede complicarse, cuando la empresa tiene más de 100 empleados con altos flujos de entrada y salida en el año fiscal, sin embargo, un software de nómina puede resolver rápidamente ese problema. Si tu empresa es pequeña y quieres saber cuanto le corresponde a cada quién,
te invito descargar gratis la hoja de calculo de las bonificaciones.  

  • No se descuenta a las bonificaciones el seguro de salud y el fondo de pensión. Pero si se reporta a la TSS el pago de la misma. Al momento de reportar, se debe tomar en cuenta el descuento del 0.5% de la bonificación por concepto de INFOTEP. 
  • La bonificación está sujeto a retención del Impuesto Sobre la Renta. 

3. No incluir a los colaboradores inactivos. 

Suele pasar que, al momento de pagar las bonificaciones, solamente enlistamos a los colaboradores que están en nómina. Es decir, colaboradores activos. Sin embargo, los ex-colaboradores, que están inactivos, que fueron parte de la empresa durante el año comercial y que, por alguna razón, ya sea desahucio, despido o dimisión, no están al momento de la repartición, también deben incluirse en el pago. Ya que, al momento de prescindir de los servicios de ese colaborador, comúnmente se le paga las vacaciones y salario de navidad como derechos adquiridos, pero no se paga bonificación que también es un derecho adquirido, por el proceso que le pertenece a la misma antes de la repartición. 

4.  No ser claros con los colaboradores. 

La obligación de pagar la bonificación a los colaboradores desaparece si la empresa no tiene beneficios. Sin embargo, el error que cometemos es no ser claros con los colaboradores de la situación económica de la empresa. Velar por la transparencia de información de parte y parte, mantendrá motivado al colaborador y protegerá a la empresa de litigios o enfrentamientos que pudieron haberse ahorrado. Ya que, la misma ley da derecho al colaborador, el Art. 225: ...si existe discrepancia entre las partes sobre el importe de la participación, los trabajadores pueden dirigirse al ministerio de trabajo, para que, a instancias de este, la DGII disponga de las verificaciones de lugar. 

No hay mayor error que no corregir un error, de manera que, si estás cometiendo uno de estos errores, enmiéndalos para que tu empresa funcione mejor. 

Comparte

Sigue leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *